10 feb. 2012

Cartas al director



Los alumnos de 4º ESO se han tomado en serio una de las costumbres con más seguidores en la piel de toro:  quejarse. Muchos han aprovechado lo aprendido sobre La carta al director y otros han empleado una fórmula personal. Todo está bien porque el hecho era discurrir y,  tras descubrir una situación denunciable, reclamar una solución.
Veo que tenéis ya práctica en estas lides. ¿Por qué será?

No hay comentarios:

Publicar un comentario