21 feb. 2012

Las vanguardias



Para hacer un poema dadaísta. 


 Coja un periódico.
Coja unas tijeras.

Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta

darle a su poema.

Recorte el artículo.

Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que

forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agite suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente
en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una
sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo.                                                                             
                                                          Tristan Tzara

Este poema nos introduce en el absurdo mundo que parece rodear a la poesía vanguardista. Leed con atención los siguientes apuntes y sabréis interpretar a los escritores de cada vanguardia.


                             
                                   


Consultad el siguiente enlace (parece que es nuestro plural) para conocer mejor el mundo de las greguerías de Gómez de la Serna. Después deberéis inventar  tres, intentando mostrar vuestra originalidad e ingenio, todo adobado con el esfuerzo necesario para que resulte un buen trabajo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario