29 oct. 2012

Teatro del Romanticismo VII



El teatro de esta época se diferencia del teatro neoclásico por no someterse a reglas, esencialmente. Está formado por las obras que se publicaron o se representaron entre el año 1834 y 1844.
Sus características, autores más representativos, además del repaso de la prosa durante el Romanticismo, aparecen en el siguiente Power Point.

                      

De igual manera que la prosa , el teatro también escoge ambientes medievales, sin ceñirse a las normas clásicas (diferentes lugares , un espacio de tiempo superior al día y una acción compleja).  Se dividen en cinco actos , se alterna la prosa y el verso.  Tema central es el amor que muestra su dualidad ( centro de toda existencia y causa de nuestras desgracias).

Muestra del tremendo dolor y fuente de inagotables desgracias que el amor provoca, está la obra de Don Álvaro o la fuerza del sino del Duque de Rivas. En esta obra Don Juan  mata sin querer al padre de su amada Leonor. Se batirá en duelo con su hermano años después, duelo en el que le da muerte. Regresa a España e ingresa en un convento que, casualmente está cerca de su amada. Al ser descubierto por Alfonso (otro de los hermanos de Leonor) lucha con él y también le da muerte. Antes de morir éste mata a su hermana y don Álvaro se suicida.

En cuanto a la segunda obra más conocida de esta época, Don Juan tenorio de José Zorrilla, muestra dos diferencias con respecto a la primera obra donde aparece este personaje ( El burlador de Sevilla de Tirso de Molina). En esta, el enamoramiento entre Don Juan y Doña Inés es real. El amor hace cambiar la actitud de Don Juan y lo convierte su alma que peregrinaba libre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario