28 nov. 2012

Atención

Hoy me toca presentaros el disparate encontrado por Mencía. 

Da miedo encontrarse con el supuesto perro del que nos advierten en el cartel, pero también el que el mal uso  de las tildes no sea considerado falta ortográfica. ¿Cómo podríamos  saber la correcta pronunciación de palabras nuevas? 
Ya sabemos todos que no es igual compro (yo) que compró (él/ella).

No hay comentarios:

Publicar un comentario