8 jun. 2013

La Ilustración II





La literatura del siglo XVIII es un reflejo del pensamiento ilustrado. se consideran a los escritores griegos y latinos como modelos artísticos dignos de ser imitados . de ahí que a esta época se le conozca también con el nombre de neoclasicismo: un retorno a la cultura clásica grecolatina.
El Neoclasicismo, que da preferencia a la razón frente al sentimiento, vuelve a impulsar el uso de las reglas en las obras artísticas y literarias. estas dos características (normas y razón) hacen que las obras literarias sean menos numerosas.
Tres son las etapas en las que podemos dividir este siglo:

  1. Primera mitad del siglo literatura en contra del Barroco. Predominio del ensayo y la crítica. Destacan los autores: Fray J. Benito Feijoo y Francisco Isla.
  2. Triunfo del Neoclasicismo. Los artistas aceptan plenamente las normas neoclásicas y se someten a la razón. Escaso número de obras literarias. Autores como José Cadalso, Gaspar melchor de Jovellanos, leandro Fernández de Moratín y Tomás de Iriarte.
  3. Prerromanticismo. En la última década aparece una corriente que rechaza la imposición de normas y reglas que desembocará en el Romanticismo. Incluimos aquía a escritores como Nicasio Álvarez Cienfuegos, Manuel josé Quintana y Alberto Lista.

La prosa neoclásica

El comienzo de este siglo sólo pretendió ser una reacción contra el Barroco, escasea la producción y predomina la prosa en forma de ensayo y crítica.
  • El padre Feijoo. Monje benedictino y catedrático de Teología en Oviedo, fue un importante erudito de este siglo, combatiendo las falsas creencias populares y la superstición. Obras como Teatro Crítico Universal (sobre la superstición y la separación entre lo natural y divino) y Cartas eruditas (ensayo sobre problemas filosóficos, literarios, morales...)
Durante la segunda mitad;
  • José Cadalso. En su obra Cartas marruecas, un personaje moro va criticando las costumbres españolas.
  • Gaspar Melchor de Jovellanos. Su obra es principalmente didáctica y en ellas propone las reformas necesarias para elevar la moral y la economía de nuestro país. Obras como Informe para el expediente de la Ley Agraria o Memoria para el arreglo de la política de espectáculos y diversiones públicas así lo muestran.


                                                                              SIGLO XVIII from portaldelengua


No hay comentarios:

Publicar un comentario