21 oct. 2014

El Realismo



El Realismo surgió en la Francia de la primera mitad del XIX marcando una ruptura con el Romanticismo, una época en la que los gobiernos impulsaron costumbres liberales y democráticas.  Momento del posicionamiento de la burguesía, la organización de la clase obrera y de los avances tecnológicos.  Todo ello acompañado con pilares filosóficos que sólo admiten el conocimiento basado en la experimentación y en la razón. 
En Literatura   Se inició con autores como Balzac y Stendhal, y se desarrolló con Flaubert.
En España, el inicio realista  surgió hacia 1870, después de ―La Gloriosa, y tuvo su apogeo en la década de 1880. Finalmente decayó en la década de 1900.

Los novelistas españoles más importantes fueron Juan Valera con Pepita Jiménez, Emilia Pardo Bazán con Los Pazos de Ulloa, Leopoldo Alas (Clarín) con La Regenta y Benito Pérez Galdós con Fortunata y Jacinta.

Otros escritores realistas fueron Stendhal ( El Rojo y el Negro), Balzac (La comedia humana), Flaubert (Madame Bobary), Émile Zola (Germinal), Charles Dickens (Oliver Twist), Dostoievski (Crimen y castigo),  Tolstoi (Guerra y paz).

CARACTERÍSTICAS DEL REALISMO

Teniendo en cuenta que el Realismo pretende reflejar la realidad exterior tal como es, se comprende que el género literario más cultivado sea la novela. Y es este género donde mejor se aprecia las características fundamentales de esta corriente literaria:

- Se atiende más al mundo exterior que ha de ser escrito de manera objetiva y fiel y precisa.

- Los autores se centran en la realidad más próxima, más conocida; como consecuencia se describe la sociedad contemporánea del autor.

- El método utilizado por los autores es la observación directa, toma de apuntes, documentación rigurosa.

- Los escritores reflejan con precisión tanto los ambientes (costumbres, lugares, vestidos, etc.) como los caracteres de las personas.

- Abundan las descripciones. No se deja nada a la imaginación, los escritores describen la fisonomía, personalidad, debilidades , vestidura, viviendas, etc, de los personajes.

- La actitud del autor es a priori objetiva e impersonal ya que actúan como un notario o un cronista que por lo general no está presente en el relato. Se suele utilizar el narrador en 3ª persona omnisciente (a través de ellos sabemos hasta los más profundos pensamientos de los personajes).

- El estilo suele ser natural y la lengua adaptada a la situación y la condición de vida de los personajes: culta, popular e incluso vulgar. Abandonan el estilo grandilocuente de los románticos y adecúan el registro a los personajes.

Realismo pictórico


                                 



Ejercicios

Actividad 1



No hay comentarios:

Publicar un comentario