4 oct. 2015

Oratoria








Actualmente la oratoria es algo fundamental, es por ello la importancia de llegar a ella en nuestras aulas. Con esto se conseguirá mejorar la comunicación del alumno, teniendo esto trascendencia a otros aspectos de su vida personal, social e incluso laboral.

Los alumnos tienen que conocer  las características de un buen orador:

· Naturalidad. El buen orador debe actuar siempre de la forma más natural posible. Debe intentar hablar de la misma manera que hace cuando se relaciona con sus compañeros de clase, su familia, sus amigos, etc.; aunque de forma que se adapte al contexto y emplee las fórmulas de un registro formal .pero siempre de forma natural, es decir, sin forzar los tonos, el acento, etc.

·  Claridad. Su mensaje debe transmitir claramente su pensamiento. Para ello tendrá que guardar un orden narrativo, expositivo, argumentativo … adecuado. El desorden en la oratoria jamás permitirá el buen seguimiento del discurso por parte del receptor.
La claridad también significa la correcta vocalización y tono de voz que permitan entender claramente el mensaje que el alumno emita.


· Tranquilidad pero también energía. El orador debe transmitir entusiasmo y energía a los oyentes, intentando ocultar toda muestra de nerviosismo que revelen inseguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario